El Look del Bosque de Noruega.

La apariencia del Bosque de Noruega

Reimpreso de un artículo de Huldrekatten n° 1 1990. El encabezado en aquel momento era: El Look del Bosque de Noruega – Una característica olvidada.

Por: Jette Eva Madsen
DK* Felis Jubatus
Traducción al español: Alexis Castro
AR* Blind Love

Desde que el gato del Bosque de Noruega fue reconocido como un gato de pedigrí ha habido discusiones sobre su correcta expresión o apariencia. ¿Qué es realmente? ¿Cómo describir un gato con la apariencia correcta? ¿Cuáles características en particular influyen esa apariencia?

La expresión del Bosque de Noruega está determinada por un número de características como por ejemplo: la cabeza, la forma, el perfil, la colocación y tamaño de las orejas, y los ojos. Lo que intento es concentrar sobre esto es la longitud del perfil, la anchura de la nariz y la colocación y tamaño de los ojos. Las razones para focalizarme en estas características es que ellas están inadecuadamente definidas en el “estándar de puntos” de FIFE, pese a que son de vital importancia para alcanzar la correcta apariencia del Bosque de Noruega.

Para alcanzar el look correcto, una descripción de la cabeza de un Bosque de Noruega debería ser algo como esto:

  1. Cabeza triangular de talla media.
  2. Perfil largo y derecho, de modo que la longitud de la nariz sea levemente más corta que la longitud de la frente.
  3. La frente es plana justo encima de la nariz.
  4. Y es redondeada entre las orejas.
  5. La transición entre la frente plana, la coronilla redondeada y la región del cuello es continua sin hendiduras (notches) o rupturas (brakes).
  6. Los ojos son largos y abiertos. Levemente ovales y oblicuos. La línea superior e inferior de ambos ojos forman una línea curveada sin secciones llanas. Los ojos no están hundidos y están colocados de modo tal que la distancia entre ellos corresponda aproximadamente a la amplitud de un solo ojo.
  7. La nariz es más ancha entre los ojos que en la punta de la nariz misma.
  8. La nariz es redondeada de modo que el puente sea más alto que las alas de la misma.
  9. La nariz gradualmente se ensancha desde la punta hasta el comienzo de los pómulos, e idealmente está completamente sin “pinch” (picadura, apretadura).
  10.  La barbilla es fuerte y, según reza en el perfil, está alineada con el labio superior.

Fig 1: Coronilla, longitud de la frente, longitud de la nariz.

Los argumentos para esto son los siguientes:

  1. Los gatos grandes y fuertes con cabezas pequeñas no tienen el balance apropiado entre cabeza y cuerpo.
  2. Cuando el mentón llega a ser demasiado grande en proporción con la frente, esto domina la expresión y el gato luce como adormecido.
  3. Si la frente no es plana sobre la nariz el perfil no es realmente derecho.
  4. Es verdad para todos los criadores que las cabezas más hermosas en su forma se ven cuando la sección entre las orejas está redondeada (más o menos dependiendo de la raza).
  5. Y cuando la coronilla y la región del cuello forman una curva sin rupturas.
  6. Hay muchas posibilidades de ojos y su colocación, pero el único descrito aquí le da al Bosque de Noruega la apariencia más correcta y alerta que necesita.

Fig 2: Ojos que tienen colocación llana = mentón más pesado y mirada cruzada.

Fig 3. Ojos con párpados llanos = mentón más pesado.

Fig 4. Ojos demasiado ovales = look elegante del Somalí u Oriental.

Fig. 5. Ojos demasiado redondeados = apariencia de gato Persa.

Fig 6. Ojos correctos del gato del Bosque de Noruega.


  1. Narices las cuales son igualmente anchas a través de su longitud, o peor aún, narices que son más anchas en la punta que entre los ojos, esto le da al Bosque de Noruega una apariencia perezosa o embotada.

Fig.7. 1. El ancho de la nariz entre los ojos.

Fig. 7. 2. El ancho de la nariz en la punta.

  1. Narices “planas” lucen más anchas y le dan a la nariz una apariencia “angular”.

Fig. 8. Nariz redondeada.

Fig. 9. Nariz plana, look angular, ancha.

  1. Todos los gatos de narices grandes tienen más o menos “pinch”. La mejor forma triangular de la cabeza de los Bosques de Noruega se ve cuando el gato tiene menos “pinch”. En este contexto es importante recordar que un gato concentrado e interesado trae sus bigotes hacia delante. Para los observadores inexpertos esto puede lucir como un “pinch”, pero solo es causado por la activación de los músculos alrededor de los bigotes. Así que para juzgar si un gato tiene “pinch” es importante sentir el esqueleto de la nariz.
                                                       
Fig. 10. Gato con “pinch”.

  1.  Para el look del Bosque de Noruega la barbilla no es muy importante. Pero cuando se cría es muy importante tener cuidado de que los gatos no desarrollen barbillas débiles, ya que esto puede desarrollar fácilmente una mandíbula sobre expuesta.

Hoy día no sólo vemos gatos con los errores antes mencionados, sino también con varias combinaciones de características indeseadas. Los más comunes son probablemente aquellos que producen un look estilo Main Coon: gatos con mentones pesados y dominantes causados por una combinación de dos o más de estas características, tales como: ojos de forma incorrecta, narices con “pinchs” fuertes, narices demasiado largas, demasiado anchas o demasiado planas.

Otro error comúnmente visto es el look “Persa”. Esto es causado por ojos demasiado redondos y hundidos en combinación con cabezas cortas y alargadas.

En los años subsiguientes el look “Somalí” se ha vuelto más común. Cabezas pequeñas y elegantes con ojos orientales en cuanto a forma o colocación, frentes redondeadas y “pinch” moderado.

Las orejas: Una parte importante de la apariencia

Las orejas, por supuesto, deben estar colocadas sobre la cabeza, de modo tal que el borde extremo siga y continúe la forma triangular de la forma de la cara del Bosque de Noruega.

El error más común en este contexto son orejas colocadas demasiado arriba. Esto le da al Bosque de Noruega un look de gato común de casa.

Fig.1. Las orejas siguen la línea de la barbilla hasta las mejillas.

Fig. 2. Orejas colocadas demasiado arriba.

Por otra parte, es importante para la correcta expresión de alerta que la cavidad de las orejas esté colocada, no solo sobre la cabeza, sino ligeramente oblicua tanto en la parte frontal como en la trasera. Las cavidades de las orejas que están colocadas de modo que queden derechas hacia el frente le dan al Bosque de Noruega un look demasiado apacible y dulce.

Fig. 3. La cabeza vista desde arriba. Cavidades de las orejas correctamente colocados.

Fig. 4. La cabeza vista desde arriba. Cavidades de las orejas mal colocados.

No obstante, la cavidad de las orejas debe estar perfectamente vertical y no inclinarse hacia delante y sobre los ojos, ya que esto le da al gato una expresión cruzada.

Fig. 5. Orejas con sus cavidades correctamente verticales.

Fig. 6. Mala colocación de las orejas. Orejas inclinadas.


Tamaño: el tamaño de las orejas consiste en tres cosas: altura, amplitud y profundidad. De un primer vistazo la altura pareciera ser lo más fácil de determinar, pero SIEMPRE es necesario sentir el borde de las orejas donde se sujetan al cráneo. Las orejas con una correcta cobertura de pelaje parecen más pequeñas que las orejas con escasa cobertura de manto u orejas que no tienen pelo en la base las cavidades de las mismas, y /o carencia de pelo en el exterior de la oreja. Una de las razones para esta “ilusión óptica” (comillas mías) es que la luz brilla más a través de una oreja cuya cavidad está escasamente cubierta de pelo, y de esta manera es más fácil ver la palidez de esa cavidad en su totalidad, que cuando una oreja está cubierta de pelo en su parte frontal la cual termina perdiéndose. La cavidad de la oreja debe tener una buena profundidad en la base y debe tener una buena amplitud en su apertura. Las orejas con cavidades estrechas dan una apariencia errónea y apretada así como carencia de profundidad en la base.

Fig.7. Buena amplitud del arco de las orejas. La flecha muestra la amplitud del arco de la oreja.

Fig. 8. Orejas demasiado estrechas. Otra vez la flecha muestra la amplitud del arco de la oreja.

Forma: Las orejas de los gatos del Bosque de Noruega más hermosos tienen bordes puntiagudos. Hay Bosques de Noruega con las puntas de las orejas muy redondeadas, las cuales hacen pensar en las orejas de un gato Burmés. Cuando se cría uno debería apuntar a orejas más puntiagudas, en parte porque esto le da al gato una expresión más alerta, pero también porque el pelo de los tufos de lince de las puntas de las orejas crecen más cerca y lucen mejor.

Fig. 9. Borde de una oreja puntiaguda.

Fig. 10. Borde de una oreja redondeada.

Manto: la contribución del pelaje en el borde de la oreja perfecta de un Bosque de Noruega no debe pasarse por alto. El Bosque de Noruega ha demandado ser una raza natural adaptado a climas fríos, y como tal debe, por supuesto, haber desarrollado una buena capa de pelo alrededor de las orejas para reducir la pérdida de calor del cuerpo. El frente de la oreja del Bosque de Noruega tiene algunos pelos medio largos que parcialmente esconden la cavidad de la oreja, y a lo largo del borde interior esta cavidad crecen pelos de variadas longitudes, los más cortos hacia las puntas de las orejas. Estos pelos del frente de la oreja y a través del borde interior de las mismas casi cubren la cavidad abierta y así las protege del frío, insectos voladores y otras cosas que podrían entrar en una oreja desnuda. Detrás de las orejas un buen cubrimiento de pelo también es muy importante. Como regla, uno debiera decir que el pelo debe alcanzar al menos hasta el doble del borde exterior de la oreja. El pelo crece gradualmente más largo a través del cuello hasta mezclarse con el comienzo del collar.

Fig.11. El manto cubriendo sobre la oreja. La cubierta de la parte posterior el arco de la oreja.

El toque final son los tufos de lince en la punta de las orejas. Grandes, con buenos tufos de lince le dan a las orejas un toque final hermoso y la perfecta apariencia salvaje.

Fig.12. Tufos de lince. La oreja del Bosque de Noruega y sus alrededores deberían estar bien cubiertos.


La apariencia del Bosque de Noruega – Suplemento 2009 -

El artículo previo fue escrito en 1990, y esto es bastante tiempo atrás en el mundo felino. Afortunadamente no mucho ha cambiado desde entonces y el Bosque de Noruega todavía necesita tener la misma apariencia, y nosotros aún quisiéramos que estuviera adaptado a una vida de climas fríos y duros.

Algunas nuevas variedades en el look han aparecido en años posteriores, las cuales he visto cada vez más y más cuando estoy juzgando. Por ello, he adherido  algunos pequeños extras en el artículo original.

El fenómeno de la moda en el Bosque de Noruega

Generalmente debo decir que el estándar es muy bueno, bastante alto, no importa a dónde vaya en Europa. Como en el resto de las áreas existe el fenómeno de la moda en la cría de gatos. Este fenómeno de la moda está bastante controlado por aquellos cuyos gatos ganan en los shows. Extrañamente no hay siempre una conexión clara entre el gato que gana más y la historia que le ha sido adjuntada a la raza. Un ejemplo actual de esto es que veo más y más gatos con pelos muy pequeños en frente a la oreja, en la oreja en sí misma o detrás de ella. Hay un número especial de gatos con pelos extremadamente cortos en la oreja en sí que la piel casi brilla a través de ella. Esto definitivamente da la impresión de orejas muy grandes, pero se ajusta bastante mal con la imagen de un gato “natural” (comillas mías). Tales orejas grandes y mal cubiertas pudieran definitivamente congelarse y romperse si el gato fuera sujeto a un serio congelamiento.

El más grande, el mejor

Otra vieja tendencia, la cual no es sólo aplicable a nuestra raza, es que cuando el estándar dice GRANDE (mayúsculas mías), entonces todos tienen la tendencia de entenderlo como si “el más grande fuera el mejor”. Esto es peligroso en cuanto lleva a razas extremas. No es solo peligroso a los gatos que son resultado de una cría extrema porque a menudo los animales extremos tienen menos calidad de vida. Esto también es peligroso para la sobrevivencia de la raza en sí misma, por cuanto los animales extremos, por supuesto que tienen seguidores, pero es un número limitado de personas quienes quieren a un animal extremo. Esto significa que mientras los criadores han estado criando hacia tipos más y más extremos se convertirán automáticamente en menos y menos ejemplares, porque habrá menos gente quienes quieran comprar tal animal.  Razas pequeñas tienen un banco genético pequeño, y esto conlleva a recursos de endogamia (inbreeding), por lo tanto es increíblemente importante para la salud de una raza que esta tenga una apariencia y una forma acorde a una audiencia mucho más amplia.

Tufos de lince (Fig. A):

Afortunadamente hay muchos Bosques de Noruega que tienen hermosos tufos de lince. Estos tufos enfatizan la apariencia salvaje y atenta del gato. En estos años hay Bosques de Noruega que no tienen tufos de lince, sino brochas enteras. Las brochas son características de los Main Coon, y como tal es una raza que tiene sus propias características. Por ende creo que deberíamos dejar que el Main Coon siga con sus brochas y trabajar para mantener las hermosas puntitas de tufos de lince en el Bosque de Noruega, de modo que podamos alcanzar completamente la correcta apariencia en los gatos.

La base “embudada” de la oreja (Fig. B):

Cada vez más durante estos años he visto en muchos Bosques de Noruega que las cavidades de las orejas están demasiado cerradas en la base. Algunas de las orejas llegan casi a una forma de “embudo” (comillas mías) porque la parte más baja que se acopla al cráneo está colocada demasiado adelante sobre la cabeza. La apariencia no es la más correcta debido a que la forma embudada de la base de las orejas llega a ser demasiado estrecha y al mismo tiempo le da una apariencia de un gato más elegante.

Fig. B. Forma correcta de la cavidad de las orejas. Cavidad demasiado cerrada.

Perfiles redondeados (Fig. C):

Una de las características del Bosque de Noruega,  el cual es a menudo sujeto de crianza hacia una expresión extrema, es el perfil. Yo con frecuencia veo gatos con perfiles ligeramente redondeados. Estos gatos no suelen tener una verdadera cabeza triangular, pero si un cabeza elegante, acuñada, la cual al mismo tiempo causa que los ojos se desplacen demasiado abajo sobre las mejillas.

Fig. C: Gran distancia entre la línea del perfil y el ojo, y frente muy redondeada.

Para ver el perfil ideal y la colocación de los ojos, uno puede comparar al gato con el logo del Norsk Skovkattering, ya que sigue representando el ideal.

Fig D: La barbilla es muy fuerte y casi más protuberante que el labio superior.



Barbilla y mordida (Fig. D):

Que el Bosque de Noruega deba tener una barbilla fuerte está más allá de una discusión. Pero, ¿Qué exactamente es una barbilla fuerte? Hasta ahora hemos visto muchos gatos con barbillas muy fuertes, con protuberancias que casi superan al “labio superior”. Simultáneamente un gran número de gatos han comenzado a tener mandíbulas sobre expuestas, No cabe duda que haya una conexión con la descripción del estándar acá. No creo que exagere cuando escribo que todas las razas que de acuerdo al estándar deban tener barbillas fuertes, tengan problemas con mandíbulas sobre expuestas.
Desafortunadamente ahora puedo indicar que el Bosque de Noruega sigue su última tendencia.


Jette Eva Madsen
Felis Jubatus